Aceite de jojoba sostenible, un tesoro de belleza natural de Perú

Nuestro aceite de jojoba se produce de manera sostenible y ética. Consideramos que la sostenibilidad no es una tendencia sino nuestra filosofía empresarial. Conozca más sobre la agricultura sostenible, que ayuda a prevenir la desertificación y tiene un impacto positivo en el clima, así como nuestras condiciones de trabajo justas en el Perú.

El país de la biodiversidad Perú

Perú tiene el privilegio de ser uno de los 17 países del mundo definidos como “megadiversos”. Esto significa que la naturaleza aquí es excepcionalmente diversa; los diferentes paisajes van desde las altas montañas de la región andina hasta la selva tropical e incluyen una franja costera desértica. Es así que Perú logra reunir las mejores condiciones para la producción de materias primas sostenibles. En el desierto costero del oeste de Perú, el clima equilibrado con inviernos sin heladas y veranos agradables lo convierten en ideal para nuestras plantas de jojoba.

La sostenibilidad ha llegado para quedarse

En la industria cosmética el tema de la sostenibilidad se ha ido abriendo paso en los últimos años para ocupar un lugar preponderante a la hora de tomar decisiones comerciales. Por lo que las materias primas de origen natural o procedentes de la agricultura ecológica desempeñan ahora un papel muy importante a la hora de comprar productos cosméticos. La transparencia es cada vez mas importante y cada vez más clientes quieren saber de dónde proceden las materias primas y los ingredientes activos de sus productos cosméticos. Además, los consumidores desean productos de belleza no sólo para cuidar su piel, sino que también sean de procedencia ética y amigables con el medio ambiente.

Agricultura ecológica sin pesticidas

En el clima desértico del Perú el resistente arbusto de la jojoba no necesita pesticidas, fungicidas o herbicidas. Nuestras plantas madre provienen de semillas y son cuidadosamente seleccionadas. No usamos prácticas de biotecnología – OMG y apostamos desde nuestros comienzos por el cultivo ecológico certificado.

  • Esto también incluye que nosotros mismos preparamos el compost y los fertilizantes en nuestro campo bajo las normas de la certificación orgánica. Desde 2019 venimos desarrollando y mejorando la producción de un abono orgánico especial con microalgas en nuestro laboratorio in situ.
  • Nuestra granja de lombrices ayuda a producir de forma natural compost para las plantas. Para ello nos autoabastecemos con hojas y cáscaras de jojoba obtenidas de nuestros cultivos.
  • Las plantas de jojoba requieren de muy poca agua y es por ello que utilizamos agua procedente de un río parcialmente subterráneo que proviene de los Andes y que desemboca en la costa cerca de nuestros campos. Una vez captada el agua, mediante un sistema de riego por goteo, regamos nuestros cultivos. Este tipo de riego nos permite una alta eficiencia en el uso del agua.
  • Desde 2005 recogemos y separamos nuestros residuos.

A favor del clima: Contra la desertificación y por un clima mejor

Nuestras plantaciones de jojoba luchan contra la desertificación de la costa peruana. Gracias a las profundas raíces pivotantes de los arbustos de jojoba el suelo, se protege contra la erosión y se consolidan las dunas de manera natural.

El microclima que generan las plantaciones de jojoba también puede ayudar a una mayor formación de nubes y, por lo tanto, a más precipitaciones. Además, las plantaciones de jojoba retienen cantidades considerables de dióxido de carbono que también beneficia al medio ambiente.

Social Responsibility: Fair working conditions and social commitment

Nuestros colaboradores son una parte muy importante en nuestro negocio: Empleamos en Perú a 140 personas permanentes en nuestros cultivos, y que llegan a ser hasta 260 personas durante la cosecha. En Panamá 15 colaboradores; entre ingenieros, técnicos, operarios y administrativos; trabajan en nuestra fabrica. En Alemania nuestra oficina comercial se encarga de cerrar tratos de venta a todo el mundo.

En 2021 obtuvimos la certificación de la etiqueta “FOR LIFE”, que confirma nuestras condiciones de trabajo justas, éticas, equitativas y sostenibles. Esto significa que, entre otros beneficios, nuestros colaboradores reciben seguro médico y social, vacaciones pagas, así como también, comidas y transporte gratuito. También nos involucramos en la región de Ica, ya que además de crear puestos de trabajo fiables a largo plazo, colaboramos con la escuela local y el jardín de infantes de Humay suministrando material escolar, papelería y equipos digitales. También se ha creado un comedor para los estudiantes de secundaria. Y así como también concedemos becas para la escuela agrícola regional. En 2007, tras el gran terremoto, apoyamos a los empleados que habían perdido sus casas con préstamos, materiales de construcción y prestando ayuda en la reconstrucción.

Nuestro aceite de jojoba está certificado como orgánico aprobado por:

Nuestro aceite de jojoba está certificado como orgánico, aprobado por Cosmos, certificado por Cosmos, Kosher, Halal y certificado como producto de responsabilidad social según el estándar FOR LIFE, certificado por Ecocert. Las plantaciones de Jojoba de INCA OIL cumplen con el protocolo de Nagoya desde 2014.

Para garantizar la sostenibilidad, invertimos regularmente en la renovación y el aumento de las plantaciones y en equipos de procesamiento alemanes de alta calidad.

Conozca más sobre nuestra promesa de calidad de INCA OIL. Contacte con nosotros para hablar de nuestros productos y disponibilidades. Estaremos encantados de responder a todas sus preguntas sobre nuestros productos. No dude en echar un vistazo a nuestro FAQ para obtener más información o póngase en contacto con nosotros directamente que con gusto lo ayudaremos.
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
Slide
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow